¿Tiene una pierna más corta? Podría ser displasia de cadera – Mamá por primera vez

¿Tiene una pierna más corta? Podría ser displasia de cadera

Antes conocida como luxación congénita, la displasia del desarrollo de la cadera (DDC) es un padecimiento ortopédico congénito (es decir, que se manifiesta desde el nacimiento y que puede desarrollarse desde el embarazo).

Displasia de cadera significa que los huesos que conforman la articulación de la cadera no se encuentran alineados de manera correcta, es decir, hay una dislocación de la bola o cabeza del fémur (hueso del muslo) en el hueso de la pelvis, justo en el acetábulo o espacio cóncavo que recibe a la cabeza femoral, de tal manera que ésta puede salirse parcial o completamente, en uno o ambos lados de la cadera.

dislocacion-de-cadera

Aproximadamente 1 de cada 20 niños nacidos a término (entre las 37 y 40 semanas) presentan cierto grado de inestabilidad de cadera y entre 1 y 3 de cada 1000 niños requerirán tratamiento por diagnóstico de displasia del desarrollo de la cadera.

¿A qué se debe?

Las causas obedecen a distintos factores y hay situaciones de riesgo como:

  • Bajos niveles de líquido amniótico en el embarazo (oligodramnios)
  • Antecedentes familiares de displasia de cadera
  • Ser primogénito (se presenta con mayor frecuencia en el primer embarazo)
  • Ser mujer (las niñas son 4 veces más propensas que los niños)
  • Posición de nalgas durante el embarazo (los glúteos del bebé están abajo en la zona más estrecha, lo cual aumenta la presión sobre las articulaciones de las caderas)

Por otro lado, los huesos de la articulación de las caderas son más blandos en los niños que en los adultos, así que es más fácil que la cadera de un niño se desalinie (subluxe) o se disloque (luxe) que la de un adulto. Hay que tomar en cuenta que el acetábulo de un bebé es todavía más cartílago suave que hueso maduro.

¿Cómo se manifiesta?

En el recién nacido y sus primeros meses:

  • Pliegues cutáneos desiguales de los muslos o las nalgas
  • La pierna con problema de cadera puede parecer que se sale más o que es más corta
  • Puede disminuir el movimiento en el lado del cuerpo con la dislocación

Al empezar a caminar:

  • Cojera o contoneo
  • El bebé camina sobre los dedos del pie de la pierna más corta
  • Curvatura exagerada de la espalda baja (lordosis)

La displasia del desarrollo de la cadera (DDC) generalmente no es dolorosa en bebés y niños, aun cuando la cadera está inestable o luxada.

Diagnóstico y tratamiento

En la fase prenatal por ultrasonido no es posible detectarla, pero en la exploración al momento del nacimiento sí se puede, generalmente por parte del pediatra o el neonatólogo, quien recomendará llevar al pequeño o pequeña con el ortopedista pediatra, quien será responsable de su tratamiento y curación.

Si el médico sospecha de displasia, como estudio de apoyo está el ultrasonido que no es invasivo ni dañino para el bebé, permitiendo ver si la cadera es estable o si muestra signos de inmadurez, así como la forma de la cabeza femoral. Otro auxiliar diagnóstico es el estudio radiográfico que es de mucha utilidad después del cuarto mes de vida.

Cuando el diagnóstico es temprano, el tratamiento inicial e idóneo es el Arnés de Pavlik, que es el método más utilizado en el mundo. Este arnés mantiene las caderas en abducción (abiertas) y permite su movilidad creando un estímulo sobre la cabeza femoral y el mismo techo o acetábulo, favoreciendo que remodele y se muestre cóncavo para darle mejor protección a la cabeza. Al principio se recomienda su uso todo el día y el tiempo se reduce conforme va viéndose la evolución. En promedio se utiliza tres a cuatro meses.

Entre más temprano se detecte la displasia del desarrollo de la cadera, mejor será el diagnóstico. Después de los 12 meses de edad, el bebé se encuentra en una situación más crítica cuando ya puede ser motivo de manejo quirúrgico.

El uso de cualquier tipo de cangurera o cargador de bebés no se contrapone, pero no es parte del manejo inicial, sino hasta que el arnés es retirado.

La posición que mantiene las piernas abiertas en el canguro (en forma de “M” o ranita) protege las caderas, no así envolver al bebé como “taco” que es una postura no natural para un bebé, ya que estira demasiado sus piernas.

que-si-y-que-no-displasia-de-cadera

Descubre aquí las medidas para prevenir la displasia de cadera al cargarlo y en el autoasiento

El canguro Boppy ComfyFit de Chicco permite mantener a tu bebé cerca de ti de una manera práctica y natural, pues respeta la correcta postura de tu pequeño con la espalda en forma de “C” y las piernas en “M”, lo cual ayuda a prevenir la displasia en el desarrollo de la cadera. Es ideal hasta los 15 kilos de peso y muy fácil de colocar, dándote libertad de movimiento.

comfyfit-chicco-mama-por-primera-vez-1

Ilustraciones: Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos e Instituto Internacional de Displasia de Cadera

Categorias: Transportación segura

Etiquetas: ,,,,,,

Deja una respuesta

Your email address will not be published.