Mantén a tu bebé bien hidratado – Mamá por primera vez

Mantén a tu bebé bien hidratado

En esta temporada de calor extremo y durante todo el año, asegúrate de que tu hijo tome la cantidad de agua necesaria para que su cuerpo rinda mejor.

¿Sabías que, después del oxígeno, el agua es el nutrimento más importante para los seres humanos? Nuestro organismo y el de nuestros hijos está compuesto en su mayoría por agua; es por esta razón que la hidratación es parte fundamental para el buen funcionamiento y rendimiento del cuerpo.

Además de quitarnos la sed, tanto a niños como adultos el agua nos ayuda a:

  • Conducir elementos nutritivos
  • Eliminar desechos
  • Crear volumen sanguíneo
  • Abastecer de agua a las células
  • Mantener la temperatura
  • Lubricar las articulaciones

Por eso es indispensable incluirla en nuestro régimen de alimentación.

¿Cuánta agua debo darle?

Las recomendaciones del líquido vital en el cuerpo van de la mano con el consumo de kilocalorías. Por cada caloría hay que consumir un mililitro de agua. Como la dieta de un adulto promedio es de 2000 calorías, se recomienda beber 2 litros de agua diariamente.

En los niños es distinto, ya que su consumo de calorías es menor: el promedio de kilocalorías recomendadas en edad preescolar es de 1400 al día y en edad escolar es de 1600 en promedio; por lo tanto, un niño debería consumir un total de 1.5 litros de agua al día

Para los niños y adultos, la recomendación de líquidos cambia cuando hace calor y se requieren más líquidos, pues un niño puede perder agua al sudar, al ir al baño, al hacer ejercicio e incluso al respirar.

Agua para un bebé pequeño

Es necesario tener consideraciones especiales si tu bebé es recién nacido o lactante. Sin embargo, todas sus necesidades de agua están cubiertas con la leche materna o los sustitutos lácteos.

Se puede calcular una necesidad de 100 ml de agua por cada 100 kcal consumidas en la alimentación. A partir de los 6 meses de edad, tu hijo puede iniciar el consumo de 30 a 60 ml de agua simple al día, que se aumenta progresivamente; antes de esa edad debe evitarse cualquier otro líquido.

¿Qué tipo de bebidas le ofrezco?

El agua es siempre la mejor opción para estar bien hidratado, pero los jugos de fruta y vegetales, la leche y los tés de hierbas o bebidas deportivas pueden contribuir con la cantidad de agua que obtiene cada día, aunque no es lo más nutritivo porque contienen azúcares naturales, azúcares añadidos o hasta cafeína.

El problema de la hidratación de nuestros niños mexicanos es que son expuestos a bebidas endulzadas a muy temprana edad, condicionando los gustos para futuros tiempos y modificando hábitos de manera no saludable, lo cual es factor de sobrepeso y obesidad infantil.

¿Tus hijos están en edad escolar y les encanta el agua de sabor? Una excelente forma de darles gusto, sin aumentar su consumo de azúcar, es ofrecerles aguas hechas con frutas naturales y endulzadas con un sustituto de azúcar que no tenga calorías, como la sucralosa que se obtiene del azúcar de mesa, pero su mayor parte no es absorbida por el tracto gastrointestinal, sino que es directamente excretada.

Señales de que a un niño le falta agua o está deshidratado:

  • Orina muy amarilla
  • Poca orina
  • Irritabilidad
  • Somnolencia
  • Cansancio
  • Dolor de cabeza
  • Insomnio
  • Confusión
  • Mareos
  • Aturdimiento

Consejos para hidratarlo bien

  • La primera recomendación para un niño siempre será el agua natural.
  • Mantén cerca de tu hijo una jarra, botellas o biberones con agua.
  • La sed algunas veces se confunde con hambre, así que primero ofrécele agua.
  • Si algunas veces se cansa de sólo beber agua, puedes agregarle rebanadas de fruta para perfumarla.

Si de plano el niño no tolera el agua sola o disfruta mucho las bebidas dulces, una opción es prepararlas con frutas y algún sustituto de azúcar sin calorías y seguro para el consumo de los niños, como la sucralosa.

Categorias: TÚ CON TU BEBÉ

Etiquetas: ,,,

Deja una respuesta

Your email address will not be published.