Home / Lactancia natural  / Cómo extraer y guardar tu leche

Cómo extraer y guardar tu leche

No tienes que suspender la lactancia cuando regreses al trabajo fuera de casa o cuando tengas que separarte de tu bebé en ratos. Asegúrale la alimentación perfecta donde quiera que estés, es decir, tu leche.

Extraer la leche materna de forma manual o con ayuda de un extractor es una gran idea para prolongar la lactancia y también para aumentar o mantener tu producción, ya que, a mayor succión, las glándulas mamarias producen más leche.

Otras razones para la extracción: si el bebé es prematuro y permanece en incubadora (así puedes llevarle tu leche en biberón), en caso de grietas severas en el pezón, para descongestionar los senos si padeces alguna infección o mastitis (inflamación de la glándula mamaria) o si quieres inducir de nuevo la lactancia tras haberla suspendido un tiempo.

Antes de comenzar, estimula la expulsión de leche masajeando tus pechos:

  • Inclínate hacia el piso y da un masaje circular alrededor de tu seno y hacia el pezón varias veces, como si dibujaras una figura espiral.
  • Además, sostén tu pezón entre tus dedos pulgar e índice y masajea como si quisieras jalar la leche desde atrás hacia adelante.
  • También puedes hacer presión con tus yemas cual si tocaras un piano.

[pullquote align=”left”]

Un truco: mientras el extractor hace lo suyo, mira una foto de tu bebé porque tu cerebro lo tomará como estímulo para producir leche. Otro: ponte compresas tibias sobre tu pecho y la leche podría salir más rápido.

[/pullquote]

Extracción manual

Ayuda principalmente a sacarte el calostro durante los primeros días del bebé, si es que no puede pegarse al pecho por alguna razón médica. ¿Quieres hacerlo sólo con tus manos?

  • Pon tu pecho entre los dedos pulgar, índice y medio a unos 4 cm detrás del pezón.
  • Presiona los tres dedos de manera rítmica, como si quisieras juntarlos.
  • Bombea hacia dentro del pecho.
  • Cambia los dedos de posición a fin de extraer de todos los conductos, o sea, velos girando para cubrir toda la zona alrededor del pezón.

Con extractor eléctrico

Para que sea más fácil y rápido, puedes apoyarte en uno eléctrico que lo haga por ti.

 

Alterna la extracción de ambos pechos para producir más leche y así no te crecerá un seno más que otro.

 

Para conservar tu leche extraída

Puedes guardarla en bolsitas herméticas de plástico o en contenedores especiales de leche materna. Pégale una etiqueta con la fecha de extracción para que no tengas duda sobre su duración.

  • A temperatura ambiente: hasta 10 horas (a no más de 22º C)
  • En hielera: 24 horas
  • En el refrigerador: hasta 48 horas
  • En el congelador: hasta 3 meses
POST TAGS:

contacto@mamaporprimeravez.com

Nos enfocamos en la transformación y el crecimiento personal que estás viviendo como Mamá por primera vez. TU BEBÉ ES Y SERÁ TU MEJOR MAESTRO

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT