El juego en su desarrollo integral – Mamá por primera vez

El juego en su desarrollo integral

Desde que nace y hasta los 6 años de edad, el juego es la base del desarrollo del niño, ya que, a través de este, inicia la exploración de su propio cuerpo y del entorno que lo rodea, impactando así no nada más su desarrollo motor, sino cognitivo, socio-emocional y de lenguaje.

Características del juego

  • Debe ser libre
  • Generar placer
  • No impositivo
  • Respetando el interés y ritmo del niño

El juego por etapas:

  • Recién nacido: Cuando los bebés nacen, toda su energía esta direccionada en regular sus procesos internos: hambre, frío, calor, higiene, sueño, sentirse protegidos y sentir el calor de su mamá. Una vez que logran consolidar este apego seguro, y que sus necesidades básicas se encuentren cubiertas, pueden empezar a interesarse en el mundo que los rodea, así que es muy importante exponerlos a juguetes que motiven el seguimiento visual, como son los móviles que ponemos sobre su cuna. Esto les ayudará a despertar su curiosidad al escuchar sonidos diferentes y contemplar el movimiento de las diferentes figuras.

 

  • 6 meses: EL bebé se da cuenta que puede empezar a manipular las cosas a su alrededor, descubre que tiene manitas y que puede utilizarlas para agarrar cosas, descubre que puede lanzar objetos, en esta etapa los juegos con pelotas son muy favorecedores y a ellos les encantan, ya que los motiva al movimiento (comienzan a arrastrarse).

 

  • 9 meses: Comúnmente se colocan en cuatro puntos para empezar a gatear, es ahí cuando comienza la exploración completa del medio que lo rodea, les gusta atravesar túneles, gatear por todos lados y sentirse libres. En esta etapa disfrutan de los juguetes causa-efecto y de jugar ‘peek a boo’ o escondidas con mamá y papá.

 

  • 12 meses: Comienzan a ponerse de pie y a dar algunos pasitos, tanto con su cuerpo como con las personas más allegadas a él, este sentimiento de seguridad y de confianza muchas veces se afianza y consolida con juguetes de apego, que les permiten dormirse solo en su cuarto y poder separarse de mamá o papá unas horas, en este caso los osos de peluche y trapitos con figuras de animales son de gran ayuda para el área emocional, y por la parte física existen juguetes de arrastre que les dan más apoyo (marcha, les ayudan a dar sus primeros pasos).

 

  • 18 meses:  El bebé está terminando de controlar y dominar su cuerpo, les encanta trepar y escalar, correr, brincar e intentar pasar por espacios reducidos, midiendo así las dimensiones de su cuerpo, y cómo lo tienen que acomodar para atravesar túneles o escalar rampas. Un gran motivador en esta etapa vuelven a ser las pelotas, coches o cualquier cosa que puedan aventar por rampas, perseguir y arrastrar. En el área cognitiva les encanta construir torres y clasificar objetos.

 

  • 2 años de edad: Les gusta probar la fuerza de su cuerpo, aman lanzar pelotas y objetos en general, cargar cosas pesadas como el garrafón del agua, o las bolsas del supermercado, les gusta sentirse fuertes y están maravillados por todas las cosas que ya pueden hacer. A esta edad el juguete ideal puede ser una canasta de básquet, un boliche o algo que los motive a lazar pelotas, probar y hacer uso de su fuerza.

 

  • 3 años: El foco del juego cambia un poco, si bien continúan perfeccionando el juego físico y las capacidades de su cuerpo, el juego cambia más hacia la imaginación, empieza el juego simbólico, una actividad en la que el niño pasa continuamente de lo real a lo imaginario, por ejemplo, les gusta jugar a que un par de pelotas rojas son manzanas o que su cama es un barco pirata. A esta edad los juguetes que ellos más disfrutan son aquellos que les permiten el desarrollo del juego de roles y la imaginación.

 

  • 4 años: Empieza la identificación con mamá por parte de las niñas y con papá por parte de los niños. Las niñas buscan verse y vestirse como mamá, quieren ponerse collares, llevar la bolsa, peinarse, maquillarse y hasta pintarse las uñas. Los niños disfrutan de compartir espacios y momentos con papá, como jugar futbol, básquetbol, jugar luchitas, ver las carreras de coches juntos, etc. El juguete ideal en esta etapa es aquel que le permita pasar y compartir más tiempo con papá y/o mamá e identificarse con ellos.

 

  • 5 años: Les gusta ponerse retos físicos, jugar a las carreras, probar su fuerza e inteligencia. Empiezan a ver las diferencias entre niño o niña, también aparecen los juegos de construcción y retos cognitivos como armar rompecabezas.

 

  • 6 años: Disfruta del juego cooperativo, jugar en grupo. Buscan amigos para enriquecer el juego, les gusta jugar a que los atrapen. Le gustan las carretas, saltos, caídas, persecuciones, huidas, luchas y risas. El juguete ideal a esta edad puede ser una cuerda de saltar, un balón de americano o algo que motive el juego en equipo.

La importancia del juego, además de su desarrollo físico, motor, cognitivo y de lenguaje, es el socio emocional, se establece un vínculo afectivo con mamá y/o papá, muy valioso que le brinda seguridad, autoestima y momentos inolvidables para el resto de su vida. Dedícale el tiempo necesario y ¡disfruta jugar con tu bebé!

Osservatorio Chicco te recomienda todo un mundo de carreras lleno de efectos de luces, sonidos y colores que ayudarán a tu pequeño a desarrollar su imaginación, construir su personalidad y potenciar su coordinación viviendo increíbles aventuras. ¡¡Wroom wroom!!

Scuderia Ferrari RC: Coche de carreras con control remoto. ¡Siente la emoción de manejar un Ferrari de Fórmula 1! Diseño original de Ferrari con gráficos de patrocinadores reales, 4 direcciones en control remoto inspirado en un volante de auto de carreras, ergonómico, especial para las manitas de tu pequeño, con sonidos reales del Grand Prix y la pista de carreras y llantas con agarre de alto rendimiento. Edad recomendada a partir de los 3 años.

Fiat 500 Sport: Divertido radiocontrol con volante intuitivo para conducir como un coche de verdad. Gira a derecha o izquierda y el vehículo girará con tu movimiento, es un radio control con mucho estilo y todos los detalles deportivos del auténtico Fiat 500 Sport. Desde su innovador volante podrás activar el claxon, incluye una práctica goma en las ruedas para que pueda ser utilizado en superficies delicadas. Edad recomendada a partir de los 2 años.

Billy BigWheels: Revolucionario control remoto intuitivo a distancia con la forma de un volante de verdad, que cuando se gira a la derecha o izquierda, obliga al vehículo a cambiar de dirección. Al acelerar los faros se iluminan y el motor ruge, mientras que con la marcha atrás, las luces traseras se encienden acompañadas por un aviso sonoro. Edad recomendada a partir de los 2 años.

Categorias: Estimulación oportuna

Deja una respuesta

Your email address will not be published.