¿Y si no puedo amamantar?

¿Y si no puedo amamantar?

Una mamá puede criar con amor a su hijo aun sin darle pecho. Tu amor de mamá te trajo hasta este artículo y aquí te presentamos opciones para que lo alimentes muy bien y sin culpa.

Todas las mamás saben que amamantar es lo más natural para su bebé. También saben que la alimentación es un momento perfecto para propiciar el contacto con el niño y la vinculación emocional, incluso si no es posible darle pecho y se utiliza un biberón.

En esta época en la que estamos cada vez más conscientes de los beneficios de la lactancia para la salud del bebé y la mamá, genera mucha culpa no querer o no poder vivir la lactancia. ¿Te está pasando? No te preocupes y no dejes de disfrutar tu maternidad, pues tu bebé necesita, más que cualquier cosa, una mamá que se sienta bien consigo misma para que le enseñe cómo vivir plenamente y enfrentar las dificultades.

Razones y decisiones

En México, las mamás dejan de amamantar porque creen que no tienen suficiente leche, por tomar medicamentos, por algún problema físico, porque refieren que el bebé no quiere o simplemente porque no les gustó la experiencia.

Por razones médicas o por decisión propia, una mamá puede criar con amor aun sin amamantar a su hijo. Hay mamás que, desde el embarazo, tienen claro que no quieren dar pecho, ya sea por cuestiones estéticas (no quieren que sus senos cambien), porque no se sienten cómodas con la sensación o con la actividad en sí, o porque padecen alguna enfermedad que lo impide.

Si bien es cierto que existen muchas soluciones a complicaciones de la lactancia como pezón plano o invertido (que puede corregirse con el uso de una pezonera de silicón o un corrector de pezón, que ayude al bebé a succionar), labio y paladar hendido del bebé, ectasia ductal (obstrucción de un conducto mamario detrás del pezón), mastitis (inflamación de la glándula mamaria, casi siempre por infección) o tomar medicamentos no recomendados durante la lactancia, es completamente válido que una mujer decida no amamantar y eso no la convierte en mala mamá.

Aliméntalo con amor

Lo más recomendable es que le des a tu bebé al menos el calostro durante los primeros días de vida, que es la “primera leche” de color amarillento, rica en anticuerpos contra múltiples enfermedades, es decir, se trata de una vacuna natural muy poderosa.

Para que todo sea lo más natural posible, es esencial que elijas un biberón y una tetina adecuados, ya sea que combines la lactancia con la fórmula, o sólo le des ésta:

  • La tetina debe ser extremadamente suave y elástica para favorecer los movimientos de la boca y la lengua del bebé, tal como sucede en la lactancia.
  • Hay tetinas específicas para cada edad porque las necesidades alimenticias del bebé van cambiando con el tiempo.
  • En los primeros meses, el bebé necesita una tetina de biberón redondeada para que mantenga la boca abierta, como lo haría con el pecho materno. Conforme pasan los meses y logra una succión más fuerte, necesitará una tetina menos redondeada y más alargada, que permita un agarre más estrecho con sus labios.
  • Siempre consulta al pediatra sobre la alimentación de tu hijo.

Te recomendamos los biberones NaturalFeeling de Chicco, los únicos que evolucionan con la manera en la que se alimenta al bebé. Diseñado para una fácil y natural transición entre el pecho y el biberón, su ángulo ayuda a mantenerlo lleno de leche, ayudando a prevenir la ingestión de aire y los cólicos.

Set de inicio NaturalFeeling
Set de inicio NaturalFeeling
Biberón NaturalFeeling 250 ml
Biberón NaturalFeeling 250 ml
Extractor Manual NaturalFeeling
Extractor Manual NaturalFeeling

¿Cuándo hay que suspender la lactancia?

No es recomendable si el bebé tiene galactosemia, un trastorno de origen genético por el que el niño no puede digerir la galactosa (azúcar) de la leche materna. En el caso de la mamá si:

  • Tiene VIH o SIDA.
  • Está tomando medicamentos antirretrovirales o recibe agentes quimioterapéuticos contra el cáncer.
  • Presenta adicción al alcohol, cigarro o drogas.

¿Estás amamantando a tu bebé y no quieres tomar algún medicamento por miedo a perder tu leche o afectar su salud? ¡No te angusties! Consulta aquí si la medicina que te recetaron es compatible con la lactancia: http://www.e-lactancia.org/

Categorias: Lactancia con biberón

Etiquetas: ,

Deja una respuesta

Your email address will not be published.