Cómo se prepara tu cuerpo para la lactancia - Mamá por primera vez

Cómo se prepara tu cuerpo para la lactancia

La naturaleza es sabia y nuestro cuerpo también. Tu organismo comienza a cambiar inclusive antes de que te enteres que estás embarazada. Tu cuerpo se prepara poco a poco durante 9 meses de manera natural, para dar espacio al bebé dentro de tu vientre, y posteriormente recibirlo y alimentarlo. ¡Este es el gran milagro de la vida y la naturaleza!

El ensanchamiento de la cadera, la sensibilidad y el crecimiento de los senos, son las primeras señales que vas notar durante las primeras semanas de embarazo y posparto.

Los pezones, al igual que la areola (el círculo que rodea el pezón), normalmente oscurecen (debido a la producción de melanina), e incrementan de tamaño. También se vuelven duros y protuberantes, lo cual provoca que el flujo sanguíneo incremente en los senos, así que posiblemente podrás observar la ramificación de tus venas bajo la piel de tus senos. ¡Es normal!

Glándulas o tubérculos de Montgomery

Son unas pequeñas glándulas sebáceas que se encuentran en la superficie de la areola, unos bultitos (como granitos) que están alrededor del pezón. Su función es lubricar y evitar la resequedad, le da una especie de suavidad a la areola y al pezón, además de ser antibacterial. Muchas veces cometemos el error de retirar esta secreción, por eso es importante no lavar con jabón, simplemente enjuagar con agua a la hora del baño. Una vez que estés amamantando, también es importante no limpiar antes de la toma, ya que la zona está protegida y lubricada, justo para que puedas amamantar a tu bebé de manera inmediata.

Sus órganos sensoriales, sus reflejos y su respuesta hormonal, están diseñados para ayudarlo en el inicio del arrastre hacia el pecho. En el momento del nacimiento, el pronto contacto entre tu bebé y tú, directamente piel con piel, provoca un complejo hormonal, el cual lo ayudará a buscar el alimento, yendo por sus propios medios a buscar el pezón. Este periodo se considera crítico y requiere de los olores que estás segregando en ese momento para que se dé una lactancia óptima, y un desarrollo cerebral y emocional de tu bebé. Estos estímulos se comunican directamente a la amígdala para establecer un condicionamiento emocional. Piel con piel, además, proporciona regulación de la temperatura, estimulación del metabolismo, regulación de la glucosa, estimulación neurológica y sensorial para preparar a tu bebé para ser amamantado.

El olor del pecho es un fuerte estímulo que impulsa a tu bebé hacia el pezón, ya que su sentido del olfato se encuentra muy desarrollado. El olor de la sustancia segregada por el pezón, específicamente por las glándulas de Montgomery, es similar al olor de una sustancia en el líquido amniótico que rodeaba al bebé en tu vientre, por lo que el bebé por sí mismo, comenzará a hacer movimientos con la boca, y poco a poco se empujará y arrastrará hacia uno de los pechos. Simplemente hay que mantener el calor con alguna frazada y cuidar de que no se caiga al impulsarse. Después de minutos logrará encontrar el camino a engancharse al pezón, y así podrá dar inicio a una lactancia materna exitosa. A algunos bebés les tarda 20 minutos o menos; a otros de 40 minutos a una hora. Darle la oportunidad será el mejor regalo que podrás darle.

Como podrás ver, la naturaleza lo hace todo por ti, basta con estar informadas y dejarnos guiar por nuestro instinto de madres.

Cada mujer es única y todas somos muy diferentes, por favor nunca te compares con alguna amiga o familiar también embarazada. La talla, forma y tamaño de los senos y pezones varía de una mujer a otra, y no tienen nada que ver con la producción, calidad y cantidad de leche.

Aliméntate sanamente, toma mucha agua, camina o haz un poco de ejercicio aeróbico, e infórmate para continuar tu lactancia el mayor tiempo posible. Las actividades de hoy en día, el regreso al trabajo, la vida cotidiana en casa y fuera de ella, y algunos mitos podrían interrumpir tu lactancia; no lo permitas y continúala el mayor tiempo posible, sus beneficios son infinitos.

Disfruta de tu lactancia y de esta etapa, siéntete muy orgullosa de amamantar a tu bebé y darle el único alimento perfecto que ¡sólo tú puedes producir! Además de crear un vínculo afectivo que permanecerá toda la vida. ¡Muchas felicidades!

Osservatorio Chicco te recomienda extraer tu leche para continuar con la lactancia el mayor tiempo posible de una manera cómoda, intuitiva y eficaz con el extractor eléctrico NaturallyMe. 

Extractor Eléctrico NaturallyMe: Es un valioso aliado que te ayudará a extraer tu leche con tranquilidad y comodidad.

  • Imita la succión del bebé recién nacido en 2 fases: estimulación con un ritmo más rápido, y después de 2 minutos cambia a modo extracción con un ritmo más lento.
  • Su campana ergonómica y el revestimiento de silicona suave “Efecto mamá” es delicada con el seno, y ayuda a extraer la leche de una manera muy cómoda y eficaz.
  • Con pantalla digital de 10 niveles en cada una de las 2 fases, mostrando el tiempo transcurrido.
  • Incluye tapa para guardar la leche y tetina NaturalFeeling para darle directamente la leche al bebé.
  • Se puede conectar a la corriente eléctrica o usar pilas.

Descubre más: https://bit.ly/2Qkwnsr

Categorias: Lactancia natural

Etiquetas:

Deja una respuesta

Your email address will not be published.