Cómo lograr que tu bebé duerma seguro – Mamá por primera vez

Cómo lograr que tu bebé duerma seguro

Los estudios más recientes han demostrado que dormir cerca uno del otro, pero no en la misma cama, reduce el riesgo de muerte súbita infantil.

Una vez que lleguen a casa, tu bebé estará muy ocupado… durmiendo. ¿Por qué? El estómago del bebé es tan sólo del tamaño de su puño y no retiene suficiente leche para quedar satisfecho por mucho tiempo, así que despertará frecuentemente para comer. Conforme la velocidad de crecimiento baje, tu pequeño necesitará dormir menos y tener más actividad.

¿Cómo y en dónde debe dormir el bebé para que esté libre de riesgos? Nos referimos específicamente al riesgo de SIDS (Síndrome de Muerte Súbita Infantil), también conocido como muerte de cuna, el cual:

  • Es un paro respiratorio sin causa aparente en bebés sanos.
  • Llega sin ningún síntoma previo.
  • Es asociado con dormir bocabajo.
  • Se presenta principalmente en bebés de 2 a 4 meses de edad, así como en bebés prematuros o nacidos con bajo peso.

Según algunas investigaciones, dormir bocabajo hace presión sobre la mandíbula del bebé y estrecha las vías respiratorias. También se ha detectado que esta posición aumenta el riesgo de que el niño “vuelva a respirar” el aire de su propia exhalación (dióxido de carbono) si hay alguna superficie muy cerca de su cara (ropa de cama, muñecos de peluche, almohada) que haga una cavidad alrededor de su boca.

Un sueño sin riesgos

De acuerdo con las últimas recomendaciones del mundo de la pediatría, para que tu bebé duerma seguro debe dormir bocarriba en sus primeros 6 meses de vida. Sin embargo, permanecer en esta posición durante períodos prolongados puede alterar la forma natural de la cabeza, así que hay que ayudarlo a cambiar de posición durante el día.

Para dormir, nunca bocabajo. Esta posición sólo bajo supervisión de un adulto en todo momento, por ejemplo, a la hora del juego o para que tome un baño de sol durante 5 o 10 minutos.

Cuando lo pongas de lado para que cambie de posición, no lo dejes solo y supervísalo para evitar que se voltee bocabajo.

Es muy recomendable el colecho, o sea, que el bebé duerma cerca de ti. Cada vez más mamás lo están practicando porque es más práctico para:

  • Amamantarlo durante la noche y la madrugada.
  • Cuidarlo y supervisarlo sin moverte de la cama o de habitación.
  • Regular su temperatura (por ejemplo, en época de frío).
  • Inculcarle hábitos de sueño y acostumbrarlo a los horarios familiares.
  • Fomentar el vínculo afectivo a través del contacto.
  • Hacer que se sienta seguro, protegido y contenido, sobre todo si es recién nacido.

El colecho más seguro: no dormir con el bebé en la misma cama (lo cual implica un riesgo de obstruir su respiración o lastimarlo con el peso del cuerpo adulto), sino en una cuna que se pegue a tu cama, como Next2me Dream que está equipada con un sistema de anclaje a la cama a distintas alturas. Tiene un colchón suave que favorece el paso del aire y ruedas para desplazarla por toda la casa.

Si quieres que descanse contigo en tu misma cama, te recomendamos que pongas su espalda con la tuya sobre un colchón rígido, sin edredones ni almohadas grandes que puedan obstruir su respiración. También puedes usar una barrera para cama.

Cuna Chicco Next2Me Dream
Cuna Chicco Next2Me Dream
Barrera para Cama
Barrera para Cama
Cuna Lullaby Glow
Cuna Lullaby Glow

Categorias: Relajación y sueño

Etiquetas: ,,

Deja una respuesta

Your email address will not be published.