El buen uso del chupón

El buen uso del chupón

No debe usarse como “niñera” que sustituya la atención de mamá o papá, pero es un aliado que pone en marcha la forma natural de lograr calma y bienestar: la succión.

Succionar es una función instintiva para los bebés: les permite comer y calmarse. En el útero, succionar es uno de los primeros y más importantes momentos en el aprendizaje neuromuscular. Desde entonces, promueve el desarrollo de los músculos alrededor de la boca del bebé, además de inducir al empuje de la lengua contra el paladar. Como puedes ver, es una función esencial que no debe descuidarse.

Para los bebés, la succión es un acto espontáneo que produce sensaciones agradables. Es también un antídoto que calma el miedo y la sensación de soledad, pues estimula en el cerebro la producción de sustancias que favorecen la relajación.

Esta es la razón de que los chupones brinden confort y relajación. Pero sólo hay que usarlos cuando el bebé necesite calmarse y no durante todo el día, ya que el bebé necesita comunicar cómo se siente, por ejemplo, a través del llanto que pide la atención de la mamá, así como balbucear, imitar sonidos y preparar sus primeras palabras.

El uso del chupón al dormir reduce el riesgo de SIDS (Síndrome de Muerte Súbita del Lactante) porque ayuda a que las vías respiratorias se abran más e impiden que el bebé caiga en un sueño profundo si existiera un problema de respiración.

Un chupón no puede sustituir la atención de la mamá, que es tan importante para el apego y el desarrollo emocional y social de un niño.

¿Qué buscar en un chupón?

Fíjate que el chupón favorezca el desarrollo oral correcto:

  • Debe estar diseñado para adaptarse a la boca del bebé y ejercer el nivel adecuado de presión en el paladar para prevenir problemas dentales.
  • Tiene que ser suave para ayudar a la masticación del bebé y que no altere el desarrollo de su boca.
  • La forma del chupón no debe ser similar a la tetina del biberón o al seno materno para que el bebé pueda diferenciar muy bien la hora de alimentarse del momento del juego o relajación. De lo contrario, sería como si todo el tiempo estuviera tomando leche y por eso hay bebés que de pronto juegan con el pezón o el biberón en lugar de comer. Además, el chupón debe tener una forma lo más parecida posible al paladar (que es un poco achatado) para que no haya una presión extra en la boca, ni afecte el desarrollo de los dientes.

Los chupones de Chicco han sido desarrollados con ortodoncistas y ofrecen la máxima libertad y naturalidad durante los movimientos de succión, con un adecuado espacio entre la barbilla y la nariz para que respire cómodamente. Sus materiales blandos y flexibles ayudan al desarrollo oral del niño y no perturban el sueño.

Chupón PhysioSoft 0M+
Chupón PhysioSoft 0M+
Clip para Chupón
Clip para Chupón
Chupón Physio Comfort 12m+
Chupón Physio Comfort 12m+

Es muy importante que el bebé use el chupón máximo hasta los 36 meses de edad. No le pongas al chupón sustancias dulces porque pueden provocar caries en edad temprana (también conocida como “boca de biberón”). Verifica que el chupón esté libre de BPA, como todos los chupones de Chicco.

Categorias: Relajación y sueño

Etiquetas: ,

Deja una respuesta

Your email address will not be published.