¿Cómo motivarlo a gatear? – Mamá por primera vez

¿Cómo motivarlo a gatear?

Te ayudamos a estimularlo de la forma más amorosa e inteligente. Recuerda que cada niño tiene su propio ritmo de desarrollo. Lo que tu hijo más desea es cariño, compañía y apoyo.

Entre los 8 y 11 meses de edad aproximadamente, tu pequeño estará interesado en gatear por primera vez. ¿Todavía no muestra señales de querer desplazarse de esa manera? Aplica estos consejos y actividades para darle un apoyo más efectivo en la estimulación del gateo:

  1. Nunca lo obligues a realizar una actividad, pues cualquier estimulación en un momento inoportuno no funciona y esa presión sólo podría conseguir que no quiera intentarlo.
  2. El juego siempre es la mejor herramienta de aprendizaje. ¡Tírense juntos en el piso! Permite que te observe de frente para seguir fortaleciendo su espalda, algo importante como preparación para el gateo.
  3. Llévalo a un espacio donde pueda sentir diferentes texturas en el piso, como una alfombra o el pasto.
  4. Siéntate en el piso con las piernas estiradas y recuéstalo sobre tus muslos de una forma transversal o perpendicular. Comienza a moverte suavemente como si fueras un caballito o un barco, de tal manera que ese movimiento lo invite a reaccionar y desplazarse en dicha posición.
  5. Deja que permanezca bocabajo cada vez más tiempo en una superficie plana donde sienta confianza y seguridad. Se ha estudiado que los bebés en esta etapa permanecen así unas tres horas al día (esto no significa que sean seguidas, por supuesto).Puedes comenzar a colocarlo un minuto e ir aumentando paulatinamente el tiempo para que se acostumbre. Para muchos pequeños e incluso adultos esta posición no es muy cómoda; si observas que no lo disfruta, cámbialo de posición. Esta etapa no tiene que ser de sufrimiento ni presión, sino de aprendizaje y vínculo amoroso.
  6. Permítele cambiar de posiciones por sí solo, sin cohibirlo por miedo a que se lastime. Si lo está intentando es porque su cuerpo ya está listo para hacerlo.
  7. Ponle ropa ligera que le ayude a tener un movimiento libre y natural. Si puedes dejarlo sólo en pañal, sería lo ideal.
  8. Si aún no eleva el abdomen, coloca una almohada o rodillo en esa parte. Sus rodillas y manos tienen que quedar en el suelo. Coloca frente a él o ella un objeto de su interés o muy llamativo para que quiera ir tras éste, como el juguete Turbo Touch Ducati de Chicco.
  9. Los rebozos o las toallas también pueden ayudar a elevar su abdomen. Dobla la tela a lo largo para que parezca un cinturón, sujétalo con ambas manos de los extremos y rodea su vientre. La idea es que con la toalla o rebozo lo eleves un poco para que el bebé se coloque en posición de gateo y lo vayas llevando lentamente hacia delante o hacia atrás.
  10. Si se coloca en cuatro puntos pero aún no logra ir al frente, anímalo con algún estimulo de su agrado, como Turbo Touch. Trata de que sea sólo un objeto a la vez, poniéndolo a una distancia que le facilite alcanzar el objeto, pero lo suficientemente lejano para animarlo a acercarse.
  11. Bríndale la oportunidad de que desarrolle la habilidad sin represiones, sólo con los cuidados necesarios. Muchas veces los papás podemos llegar a limitar el aprendizaje de los niños por nuestros propios miedos, por ejemplo, el temor a que el bebé que gatea esté en contacto con la temperatura fría del piso o en riesgo con objetos a su alcance. Por eso, se recomienda que te tires con él o ella al piso y observes, desde su perspectiva, todo lo que pueda ser peligroso para retirarlo o cubrirlo, como las orillas puntiagudas de los muebles. Existen aislantes térmicos para el piso como el foami, el cual te dará confianza para dejarlo más tiempo.
  12. Para que adquiera la posición de cuatro puntos (manos y pies en el suelo), es recomendable que haya adquirido los hitos o momentos previos de desarrollo: cambio de posiciones por sí solo y los músculos, brazos y piernas fortalecidos, todo lo cual se consolida entre los 7 y 8 meses de edad.

Turbo Touch Ducati

toy-turbo-touch-ducati-yellow

Turbo Touch

turbo-touch

Categorias: Estimulación oportuna,Osservatorio Chicco

Etiquetas: ,,,

Deja una respuesta

Your email address will not be published.