Home / Cuidados del bebé  / ¡Qué gran sonrisa! Protege sus dientes desde bebé

¡Qué gran sonrisa! Protege sus dientes desde bebé

La higiene dental diaria es un buen hábito que se aprende desde pequeño, muy pequeño, incluso antes de que brote el primer diente.

La prevención de caries también inicia en los primeros meses. Por ejemplo, ¿sabías que la caries temprana se da porque los bebés reciben bebidas azucaradas en biberón y se duermen con la botella en la boca? Recuerda que el azúcar es uno de los alimentos preferidos de las bacterias. Por eso, a la caries en los bebés se le conoce como “boca de biberón”.

Además, un buen desarrollo dental ayuda al lenguaje, especialmente a la pronunciación de las palabras que no tardará en pronunciar rumbo a su primer cumpleaños. También influye en el desarrollo de los dientes definitivos, una vez que se caigan los de leche. ¡Y en su autoestima! Una linda sonrisa siempre lo hará sentir muy bien al mirarse al espejo.

Cuida sus primeros dientes en estas 4 etapas:

  1. Antes de que le salga su primera pieza dental entre los 5 y 12 meses de edad, limpia las encías con tu dedo al menos una vez al día con una gasa muy suave y húmeda, o un gel higienizante, a fin de que retires los restos de alimento (como sus primeras papillas o trocitos de comida).
  2. El uso del cepillo dental está recomendado tan pronto comienzan a salir los primeros dientes de leche (que serán 20 en total) para que los niños adquieran el hábito de una correcta higiene dental diaria. Utilízalo sólo con agua o con un poco de pasta infantil para frotar muy suavemente sus encías y sus primeros dientes.
  3. Al año de edad, ya puedes lavarle los dientes con una pasta dental especial para bebés (libre de flúor) después de cada comida.
  4. Hasta los 3 años, los padres son responsables de limpiar los dientes de su hijo. En adelante, el niño irá adquiriendo gradualmente las habilidades manuales para hacerlo por su cuenta y bajo supervisión de un adulto. Es muy importante alentarlo con el ejemplo, así que presta atención a tu propio cuidado oral.

Su primer cepillo de dientes

Prefiere uno diseñado con cerdas suaves para conseguir una limpieza eficaz de los dientes y las encías de tu pequeño.

La primera pasta

Antes de que broten sus primeras piezas, puedes recurrir a un gel higienizante y calmante para las molestias de la erupción,  el cual se puede aplicar con ayuda de un dedal o dedo masajeador.

El primer dentífrico de tu bebé no debe contener flúor porque puede afectar la formación de los dientes, en especial el esmalte, que es un tejido mineral duro que cubre las piezas dentales.

Ponle poca pasta dental en el cepillo para evitar que el niño se la coma por curiosidad o porque sabe rico.

contacto@mamaporprimeravez.com

Nos enfocamos en la transformación y el crecimiento personal que estás viviendo como Mamá por primera vez. TU BEBÉ ES Y SERÁ TU MEJOR MAESTRO

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT