Crea un líder desde los primeros meses de vida

Crea un líder desde los primeros meses de vida

Las habilidades sociales que se desarrollan durante la primera infancia son clave para forjar en un niño actitudes de un líder. Estudios neurológicos revelan que desde los primeros meses de vida, el cerebro tiene mayor capacidad de reorganizarse y modificar funciones, por lo que es la edad ideal para la formación de hábitos.

La escuela infantil representa una serie de beneficios en el pequeño, tanto en su desarrollo físico y cognitivo, como de habilidades sociales. Expertos del Centro de Desarrollo Infantil SEDI nos comparten algunos puntos clave que forjarán en el niño actitudes de  en su vida futura:

  • La primera necesidad del ser humano es su sentido de pertenencia. Convivir con más niños le permitirá a tu hijo sentirse parte de una comunidad.
  • Los primeros hábitos están relacionados con las necesidades básicas como tener horarios para comer y dormir. Los hábitos son la base de la disciplina.
  • Una educación basada en valores es fundamental durante los primeros años de vida. Así el pequeño aprenderá a modular su conducta para respetar a sus compañeros.
  • El hecho de pertenecer a un grupo, donde comparten hábitos y valores, hará que el niño se sienta identificado con el resto de los integrantes.
  • Convivir con niños de su misma edad le ayudará a desarrollar su sentido de empatía. Lo que contribuirá a mejores relaciones sociales en su futuro, además tendrá un mayor sentido de autosuficiencia. Aprenderán a vencer obstáculos y lograr metas.
  • Desde los primeros juegos en grupo, los pequeños aprenderán a respetar reglas por el bien común.
  • El niño se formará una imagen de sí mismo a través del reflejo de sus compañeros. Esto beneficiará su autoestima.
  • Las actividades en grupo permitirán al niño tener conciencia de roles y funciones para lograr fines comunes.
  • Cuando los pequeños trabajan en equipos, adquieren una conducta activa. Son capaces de manifestar apoyo y hasta defender a su grupo ante el resto de la comunidad.

Las experiencias adquiridas durante los primeros cinco años de vida determinarán la forma como el niño responda ante las circunstancias futuras. Para contribuir al desarrollo óptimo de los más pequeños del hogar, es importante que la escuela inicial cuente con personal capacitado y programas especializados de acuerdo con las necesidades de cada pequeño y que cuente con un programa integral que abarque todas las áreas del desarrollo: físico, social, emocional, cognitivo y estético para dotar a los niños con las habilidades necesarias para la vida adulta.

 

Categorias: Juego y entretenimiento,TÚ CON TU BEBÉ

Etiquetas: ,,,

Deja una respuesta

Your email address will not be published.