Dile adiós a las rozaduras de pañal

Dile adiós a las rozaduras de pañal

¿Preocupada por las pompis rojas de tu bebé?, ¿Sabías que al nacer los bebés tienen la piel mucho más suave y delicada y es alrededor de los 5 años aproximadamente cuando apenas comienza a alcanzar el grosor de la de un adulto? ¿Te imaginas el cuidado que debes darle especialmente en la zona del pañal para evitar irritaciones?

Agrega avena al agua tibia en la tina de tu bebé justo antes del baño, déjalo unos minutos más y esto calmará la picazón de sus pompitas.

Para que tu bebé siempre tenga una piel suave, humectada y sin irritación alguna, te recomendamos lo siguiente:

  • La piel del bebé es menos resistente a las bacterias y al medio ambiente, sobre todo el área de sus genitales, cambia el pañal con frecuencia: especialmente durante los primeros meses, antes y después de cada toma o cuando esté mojado y sucio. Esto depende de cada bebé, pero prepárate para cambiarlo en promedio 8 veces al día.
  • Limpia y seca bien en cada cambio de pañal: así evitarás que las sustancias ácidas de sus deposiciones causen dermatitis de pañal. Recuerda limpiar siempre de delante hacia atrás, especialmente en niñas para prevenir infecciones. Usa pañales transpirables y no los ajustes demasiado.
  • Dale tiempo entre cada cambio de pañal para que patalee: cuando le quites el pañal, límpialo lo antes posible y déjalo un rato así para que disfrute de no llevar nada puesto. El dejar la piel expuesta al aire libre ayudará a curar sus pompitas.
  • Una vez limpio y seco, aplica una fina capa de pomada anti-rozaduras para que humecte y proteja su piel tan delicada, dándole un rápido y eficaz alivio. Aplícala después del baño y en cada cambio de pañal. De esta manera previenes irritaciones.
  • Durante la dentición el bebé produce mayor salivación, la cual cambia el PH volviéndolo más ácido causando rozaduras, calentura y diarreas. Aunque muchas veces estos efectos se deben al cambio de alimentación ya que a partir de los 6 meses empieza la introducción de nuevos alimentos distintos a la leche, por lo que hay un cambio en la acidez que ocasionan las proteínas presentes en las heces y orina.
  • No prolongues los baños más de 10 minutos: si ves que tu bebé tiene ronchitas, haz sus baños breves con productos suaves y neutros para humectar su piel. Evita agua muy caliente y tallar demasiado.
  • Recuerda protegerlo siempre del sol: no importa en qué temporada del año estemos, si vas al parque o a la playa, trata de mantenerlo en la sombra el mayor tiempo posible. Recuerda que de 12 a 16:00 hrs., el sol está en todo su esplendor. Ten en cuenta que los protectores solares no son recomendables en menores de 6 meses ya que son productos que se absorben a través de su piel.

Recuerda que la piel de tú bebé es sumamente delicada, así que cuídala, límpiala e hidrátala diariamente desde su nacimiento.

Categorias: Salud,TÚ CON TU BEBÉ

Etiquetas: ,,,,

Deja una respuesta

Your email address will not be published.