Nutrición para una lactancia saludable

Nutrición para una lactancia saludable

Es importante cuidar tu alimentación durante esta etapa, la leche materna es el mejor alimento que existe para tu bebé. Alimentarlo durante los primeros meses de vida exclusivamente del seno materno, traerá numerosos beneficios como prevención de enfermedades ya que contiene todas las sustancias nutritivas que tu bebé necesita.

Algunos consejos sobre tu alimentación para tener una lactancia saludable:

  • Dieta variada y equilibrada: No hace falta que comas por dos ni que empieces una dieta restrictiva. Una dieta equilibrada te hará sentir satisfecha durante más tiempo y le dará a tu cuerpo los nutrimentos que tú y tu bebé necesitan. Trata de incluir verduras y frutas a lo largo del día ya que aportan vitaminas y minerales. Prefiere cereales integrales por su alto contenido en fibra. Incluye proteínas y ácidos grasos como el Omega 3 debido a que cumple un papel muy importante en el desarrollo del cerebro y de la visión en las primeras etapas de vida de tu bebé.
  • Agua: Tan simple como importante, te sugerimos tomar mínimo 2.5 litros de agua al día, recuerda que la leche está compuesta de 85% de agua, por esto es indispensable aumentar su consumo durante la lactancia materna. Además hará que tu organismo funcione de manera correcta y te sientas más fresca y ligera.
  • Vigila los sabores que comes: Te recomendamos variar los alimentos dentro de tu dieta para que tu bebé pruebe diferentes sabores a través de la leche materna. Algunas comidas tienen sabores muy fuertes que pueden provocar irritabilidad o cólicos a tú bebé, si éste es tú caso procura evitarlos.
  • Café, té y chocolates: Trata de evitarlos, ya que pueden perjudicar la salud de tú bebé. Su consumo estimula al sistema nervioso pudiendo manifestar cólicos, falta de sueño e irritabilidad. Si notas algunos síntomas es mejor moderar o suspender su consumo.
  • Medicamentos: La mayor parte de los medicamentos llegan a la leche en pequeñas cantidades, es mejor preguntar a tu médico antes de auto-medicarte.
  • El alcohol y cigarro pueden perjudicar el desarrollo de tu bebé, ya que se ha visto que pequeñas sustancias químicas pueden pasar libremente a la leche materna. Si tu doctor aprueba el consumo de estas sustancias, tómalas después de amamantar y no antes. Intenta evitarlas y en el caso de consumirlas que sea de vez en cuando. Procura no frecuentar espacios donde se permita fumar ya que el humo lesiona el estado de salud de tu bebé.

Recuerda que la leche materna ayuda a combatir infecciones y ayuda a crear un vínculo muy especial con tu bebé. No necesitas una dieta especial durante esta etapa, la mejor dieta proviene de una alimentación sana y variada con moderación. Nutre a tu bebé con tu leche y cariño al amamantarlo.

Categorias: Mamá,Nutrición,TÚ CON TU BEBÉ

Etiquetas: ,,

Deja una respuesta

Your email address will not be published.