Disminución de riesgos de cáncer de mama, cuida de ti y tu bebé

Disminución de riesgos de cáncer de mama, cuida de ti y tu bebé

Amamantando a tu bebé ya has comenzado a disminuir la probabilidad de padecer cáncer de mama. No amamantar es uno de muchos factores que aumentan el riesgo de padecer cáncer de mama. Los demás factores de riesgo los podrás eliminar, y al mismo tiempo seguir hábitos de muy alta calidad de vida.

El privilegio de poder amamantar le trae enormes beneficios a tu bebé y también elimina uno de los factores de riesgo de padecer cáncer de mama. El cáncer de mama es un padecimiento que depende de muchos y muy variados factores, y mientras que esta enfermedad no se puede prevenir totalmente, sí se pueden eliminar muchos de los factores de riesgo reduciendo la probabilidad de padecerlo.

Desafortunadamente el cáncer de mama se está presentando cada vez en mujeres más jóvenes. Esta enfermedad que hace años aparecía principalmente en mujeres mayores de 50 años, ahora se está presentando a edades mucho más tempranas. Precisamente por esta razón es importante que te cuides desde que tus hijos son bebés y durante muchos años más. Mantenerte sana durante muchos años será el mejor regalo que te puedas a ti misma y a tus hijos durante toda tu vida.

¿Cómo reducir la probabilidad de desarrollar cáncer de mama?

Los muchos factores de riesgo del cáncer de mama se pueden dividir en dos tipos: controlables y no controlables.

Dado que el cáncer de mama no se puede prevenir al 100%, lo mejor que se puede hacer es eliminar los factores de riesgo para disminuir la probabilidad y detectarlo de forma temprana.

Los factores de riesgo no controlables no pueden modificarse y tienen que ver con el comienzo muy temprano de la menstruación (antes de los 12 años), la menopausia tardía y otros aspectos genéticos. Menos del 5% de los casos de cáncer de mama tienen un factor genético pero si ha habido un caso de cáncer de mama en familiares cercanas habrá que extremar precauciones. Las mujeres que presentan factores no controlables deberán seguir con muchísima disciplina la práctica de autoexploración mensual y sus exámenes médicos anuales. Todas las mujeres que tengan un familiar con cáncer de mama tendrán que comenzar sus exámenes médicos 10 años antes de la edad que tenía su familiar cuando le diagnosticaron el cáncer.

Los factores controlables están directamente relacionados con el estilo de vida de la mujer. Eliminar estos factores de riesgo no solamente reducen la probabilidad de padecer cáncer de mama sino que también te brindan una mayor calidad de vida cuando los sigues. Los siguientes textos son extractos del Manual Salvati de disminución de factores de riesgo de cáncer de mama. www.clinicasalvati.com

SOBREPESO
El sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo para padecer cáncer de mama. El consumo de azúcar, refrescos y grasas animales, que son la principal causa del sobrepeso, eleva la probabilidad de diabetes y cáncer en general. El abuso en el consumo de los lácteos está relacionado también muy específicamente con el cáncer de mama. La grasa que se acumula en la zona de la cintura eleva el nivel de hormonas como el estrógeno la cual es uno de los principales factores de riesgo. La mujer debe tener un índice de masas corporal entre 18.5 y 24.9 kg/m2, el cual se puede calcular con la siguiente fórmula:

Índice de masa corporal (IMC) = {(peso en kilogramos) / [(estatura) X (estatura)]}, y el resultado se expresa en kg/m2.
Ejemplo: si pesas 65 k., y mides 1.70, entonces:
IMC = (65) / (1.70 X 1.70) => 65 / 2.89 = 22.49 kg/m2, lo cual significa que estás dentro del rango.

NUTRICIÓN
Una nutrición adecuada es un factor importante de protección contra el cáncer de mama. Comer frutas y verduras todos los días y evitar los alimentos procesados impactan positivamente tu estado nutricional. Debes preferir la proteína vegetal (frijoles, lentejas, habas, garbanzo) por encima de la proteína animal (carne y vísceras). Debes también preferir las grasas vegetales (aceite de oliva, aguacate, semillas y aceites prensados en frío) en vez de consumir grasas animales.

Existe una condición llamada síndrome metabólico que se compone de ciertos índices de desviación en la nutrición como el contenido de azúcar, triglicéridos y colesterol en la sangre. El síndrome metabólico es un fuerte factor de riesgo y se puede solucionar con una nutrición adecuada.

EJERCICIO
La vida sedentaria trae consigo muchos problemas de salud. El ejercicio frecuente elimina la grasa abdominal que es en sí un alto factor de riesgo. También logras aumentar la oxigenación del cuerpo lo cual te mantiene en un equilibrio sano y su efecto dura muchas horas después de que hayas terminado de hacer el ejercicio. Con la actividad física reduces el nivel de radicales libres que están directamente relacionados con el cáncer y refuerzan tu sistema inmunológico que representa una forma defensa en contra del cáncer de mama.

FUMAR
Fumar es uno de los hábitos más nocivos para la salud y un gran riesgo de padecer cáncer de todo tipo. El tabaco tiene docenas de sustancias dañinas, muchas de ellas cancerígenas. Además, reducen la oxigenación del cuerpo y tiende a desalentar la actividad física. Si hoy fumas, aprovecha la bendición de estar embarazada o de tener a tu bebe para alejarlo de sustancias sumamente tóxicas y te mantendrás más sana para poder acompañar a tus hijos en su desarrollo en cada una de sus etapas.

ALCOHOL
El consumo excesivo de alcohol está directamente con la incidencia del cáncer de mama, principalmente en mujeres que no han estado embarazadas. Será de mucho beneficio no consumir nada de alcohol durante el embarazo y la lactancia para no afectar directamente a tu bebé. Pero sobre todo, reducir al mínimo el consumo de alcohol te ayudará a estar más sana en todos los aspectos incluidos un menor riesgo de cáncer de mama.

HORMONAS
Existen tumores en los senos que se alimentan de hormonas femeninas como el estrógeno. Por esa razón la menopausia tardía la cual mantiene altas las hormonas es un gran factor de riesgo. Las terapias de remplazo hormonal (TRH) también son un riesgo y deben ser administradas bajo estricta vigilancia médica.

ESTRÉS
El cáncer ha sido catalogado como una enfermedad de la vida civilizada. El estilo de la vida moderna desvía la dieta, invita al consumo de sustancias como alcohol y tabaco, y desalienta la actividad física. Al elevarse el estrés el sistema inmunológico se debilita y ya no puede mantener su nivel de defensa en contra del cáncer. Actividades de relajación como la meditación, yoga, el contacto con la naturaleza y cualquier actividad física que se disfrute brindarán una mayor y mejor calidad de vida y una menor probabilidad de padecer cáncer de mama.

Detección temprana del cáncer de mama.

Dado que el cáncer de mama no se puede prevenir al 100%, lo mejor que se puede hacer es eliminar los factores de riesgo para disminuir la probabilidad y detectarlo de forma temprana. Los sistemas de detección temprana con:

  • Autoexploración mensual. Esta práctica es la mejor manera de detectar cualquier cambio en tus senos y por lo mismo la manera más confiable de detectar el cáncer de mama en sus etapas más tempranas. Existen tumores que crecen varios centímetros en pocos meses. Los exámenes médicos anuales son necesarios pero sólo la autoexploración mensual es capaz de detectar alguna lesión pequeña que podría convertirse en cáncer de mama en muy poco tiempo.
  •  Exámenes de imagen. Mastografías, ultrasonidos y resonancias magnéticas se utilizan en diversas circunstancias para detectar cáncer de mama. Las mastografías anuales son el método más común para detectar lesiones que podrían degenerar en cáncer. El ultrasonido se utiliza en mujeres menores de 40 años que tienen tejido mamario muy denso. La resonancia magnética se usa cuando los demás métodos han sido poco concluyentes.
  • Biopsia. El cirujano oncólogo es el médico indicado para practicar una biopsia que consiste en extraer una pequeña parte del tejido que se sospecha que es cáncer para ser analizado por un patólogo especializado. Si los exámenes de imagen arrojan sospecha de que puede haber cáncer, la biopsia será el procedimiento adecuado para confirmar que hay presencia de cáncer o de que no la hay.

 

(FOTO MANUAL CORTESÍA SALVATI AC)
(FOTO MANUAL CORTESÍA SALVATI AC)

Isabelle Aloi-Timeus es fundadora de la clínica ‘Calidad de Vida Salvati’ que se dedica a recuperar la calidad de vida de pacientes de cáncer y sus familias antes, durante y después de los tratamientos de cáncer. Durante más de 16 años de práctica Isabelle y su equipo han atendido a más de 10,000 pacientes de cáncer de mama apoyándolas en su camino de recuperación mediante fisioterapia oncológica (reducción de dolor y control de linfedema), psicología, nutrición oncológica y sentido de vida. La experiencia desarrollada en pacientes durante todos esos años la ha llevado a crear Salvati A.C. con la intención de educar para reducir la incidencia del cáncer en México.

• Más información:
www.clinicasalvati.com
www.salvati.org.mx

Categorias: ¡Cuídate!,TÚ CUANDO YA NACIÓ

Etiquetas: ,,,,,,

Deja una respuesta

Your email address will not be published.