Postparto - Es momento de hacer de tu casa un santuario

Es momento de hacer de tu casa un santuario

No es necesario estar en un spa con vista al mar, escuchando música relajante y alejada de todo el barullo que te rodea. Esta es sólo una creencia que te limita a tener la mejor experiencia mientras realizas tu rutina personal en casa.

Ahora que ya pasaron algunos días, tal vez semanas de ajustes y de acoplarte a tu nueva etapa y ya estás más organizada te vamos a dar algunos consejos para que regreses a ti, es fundamental que empieces a dedicarte más tiempo y lo mejor es empezar por consentirte en todos los sentidos.

Tu rutina diaria debe ser de lo más gratificante para que puedas empezar el día con el pie derecho.

Intenta empezar tus días, en cada despertar, trayendo una imagen a tu mente que te haga reír, agradecer o festejar, cualquiera de estas emociones es perfecta para empezar el día conectando con lo bueno de la vida. Si haces esto una vez que abres los ojos verás cómo tu día empieza del lado positivo y amable. Después de eso levántate, mírate al espejo y reconócete todo lo que has logrado, date unas palmadas al alma y agradece todo lo que eres y todo lo que tienes, sigue esta rutina lavando tus dientes y limpiando la lengua con fuerza, hasta casi tocar la campanilla, tendrás la sensación de vomitar, no pasará y esa es la manera correcta para eliminar las toxinas que acumulaste mientras dormías. Una vez que hayas terminado con esto, prepárate un desayuno cargado de nutrientes y energía.

Te sugerimos que durante todo este proceso escojas una buena selección de canciones, esto es fundamental para empezar a elevar las endorfinas.

Continúa con un buen baño, cepillando tu cuerpo de abajo hacia arriba (en dirección al corazón) para eliminar las toxinas de la piel y activar tu circulación, utiliza un cepillo de cerdas naturales especial para cuerpo, con 5 minutos de esta técnica es más que suficiente. Si puedes darte un baño con agua fría que mejor, si es demasiado para ti, termina el baño con un buen regaderazo de agua a una temperatura menor de lo que estás acostumbrada, esto te ayudará a seguir activando tu circulación. Con el tiempo irás logrando disminuir cada vez más la temperatura, los beneficios de hacer esto son enormes y tu cuerpo te lo agradecerá. Intenta utilizar productos naturales e incorpora aceites cítricos como la naranja, mandarina, limón o toronja en el momento del baño o para utilizarlos en vez de loción corporal, esto te ayudará a conectar con sentimientos de alegría, felicidad y positivismo, además de que los cítricos son ideales por sus múltiples propiedades, ya que te refrescan, mejoran la circulación, alivian la tensión, son calmantes, aportan paz y felicidad a la mente, levantan el ánimo y ayudan a equilibrar el sistema nervioso, entre otros.

Si ya estás preparada y puedes hacer mínimo 30 minutos de ejercicio que bien, y si las circunstancias por ahora no te lo permiten, brinca 25 veces diarias y tómate 10 minutos para hacer una pequeña meditación al día. Si puedes salir a caminar con alguna amiga mientras paseas a tu bebé en la carriola, esta actividad te ayudará a activar tu cuerpo, te podrás distraer un poco y tu bebé se irá acostumbrando a los ruidos externos, esto te ayudará en todos los sentidos y probablemente tu bebé empiece a tener siestas más profundas.

Recuerda que para empezar a incorporar estos hábitos con que logres tres veces por semana hacer una rutina de ejercicios cardiovasculares por 30 minutos es más que suficiente para empezar a lograr cambios en tu cuerpo en todos los niveles.

Ahora estamos listas para nuestra imagen y si por ahora no hay muchas opciones en tu closet puedes reinventar lo que tienes, aunque creas que las opciones no sean muchas con un poco de creatividad verás todo lo que puedes armar; ahora que si tienes ganas de salir a comprar algo, sólo ten en mente que estás en una etapa de transición y que tu cuerpo todavía necesita tiempo para regresar a la normalidad, recuerda que tu cuerpo tarda un promedio de 12 meses para regresar a su estado y forma de antes.

Es fundamental que te sientas bien mientras llegas al peso y a la imagen que quieres, si estás lactando verás que rápido lo consigues. Y si no, con estos cambios diarios y una dieta saludable llegarás muy rápido, sin problema y sin estrés.

Una clave maravillosa en el proceso de planear nuestra imagen personal son los accesorios, intenta agregarlos a tus atuendos tan frecuentemente como te sea posible, es real que cuando estrenas algo las endorfinas aumentan y te aseguramos que en tu closet hay varias opciones que tenías en el olvido y con el simple hecho de reusarlas después de un tiempo se sentirán como nuevas y entonces cumplirás el cometido de hacerle creer a tu mente que estás estrenando.

No te preocupes si tus actividades están resumidas a estar en casa cambiando pañales, cronometrando minutos de lactancia o tratando de entender porque es el llanto, mientras tú te sientas bien física y emocionalmente, qué más da si sólo estarás en casa, arréglate para ti. Este estado es de lo más sano y benéfico para tu salud mental y emocional, recuerda que una mamá sana tendrá un bebé sano y una mamá relajada hará un bebé relajado.

Confía en que si implementas una o todas estas herramientas lograrás que tu día sea completamente diferente si te arreglas para ti, aunque sea un poco, a que no lo hagas porque no tienes a donde ir. Recuerda que en tu actitud ante cualquier situación radica la base de tus éxitos y tu imagen es lo más importante que tienes. Te aseguramos que con estas herramientas estás lista para enfrentar tu día y te sentirás de maravilla.

Comparte con nosotros tus opiniones de que cambios te han resultado sorprendentes para que otras mamás como tú se unan a esta corriente de ¡sentirse increíble!

Categorias: Consiéntete,TÚ CUANDO YA NACIÓ

Etiquetas: ,,,

Deja una respuesta

Your email address will not be published.