Te revelamos el ‘secreto’ que te llenará de energía

Te revelamos el ‘secreto’ que te llenará de energía

Su aplicación regular te transformará positivamente, hará que te sientas bien por dentro y por fuera, además obtendrás muchos beneficios físicos, entre ellos, la eliminación de toxinas, una mejor circulación, reducción de estrés, y una piel suave y tersa, entre otros.

Sumándonos a la tendencia de tener una mayor conciencia del cuidado personal, nos hemos dado a la tarea de publicar una serie de artículos dedicados a cada una de las áreas de nuestro cuerpo con lo que lograremos un cuidado integral. Al ir adoptando cada uno de estos hábitos, veremos resultados increíbles, tales como mejorar nuestro estado de ánimo y de salud y, por supuesto, nos veremos y sentiremos de maravilla.

Con el embarazo, es muy común sufrir problemas circulatorios, que van desde el aumento de peso, la falta de movimiento y el desajuste hormonal a todos los cambios que se suceden por estar creando vida. Por lo que es de vital importancia recuperar una buena circulación y ¡qué mejor que ayudar a nuestro organismo a que se recupere de una manera más rápida!

Esta técnica es muy efectiva al realizarla continuamente, ya que estimula el proceso de eliminación de toxinas, ayuda a que el trabajo de los órganos como el riñón, el pulmón y el colon se aligeren, alivia la colitis, el estrés, además de rejuvenecer el sistema nervioso y en general, a mejorar tu salud y a activarte energéticamente.

Nuestra piel se encuentra en permanente relación con nuestros demás órganos, es la barrera contra el medio ambiente, además de ser el sistema de comunicación por excelencia entre nuestro interior y el entorno que nos rodea. La piel nos ayuda a mantener nuestras estructuras íntegras y protegidas en todo momento, además de que es nuestra imagen y carta de presentación.

Alivio del cansancio y debilidad. Relaja el sistema nervioso. Mejora la circulación. Regula la actividad de los órganos. Alivia insomnio y estrés.

Este ‘secreto’ al cual nos referimos es muy sencillo: cepilla tu cuerpo en seco. Esta técnica se basa en la digitopuntura, rama derivada de la acupuntura, técnica oriental milenaria que consiste en aplicar presión en diversos puntos de nuestro cuerpo para que inconscientemente nuestro organismo mande la señal de atender dichos puntos.

 

 

Cómo hacerlo:

  • Con el cuerpo desnudo y seco, antes de darnos un baño.
  • Los brazos y las piernas se cepillan en dirección al corazón. Se empieza por el lado izquierdo, desde los dedos de los pies hasta las ingles, por delante, y desde los talones hasta los glúteos y caderas por detrás.
  • Continúa con las manos y brazos, se dirige la fricción hasta sobre los hombros.
  • El vientre se cepilla circularmente en el sentido de las manecillas del reloj.
  • Los senos se cepillan en dirección contraria al vientre sin tocar el pezón.
  • Tórax y cuello también se cepillan, el cuello de izquierda a derecha y, en esta área, el cepillo debe ir en posición horizontal.
  • La espalda hacia afuera, partiendo de la columna vertebral hacia ambos lados.

Lo óptimo es repetir este recorrido de 3 a 6 veces y, si hay tiempo suficiente lo ideal es quedarse 10 minutos después del cepillado, y antes de empezar con el baño, envuelta en una toalla o bata para así absorber todos los beneficios.

El cepillo a utilizar debe ser de cerdas naturales con mango largo para alcanzar la zona de la espalda y se deberá lavar cada dos meses con agua y jabón neutro.

 

Dedica diariamente unos cuantos minutos a tu persona, recuerda que lo más importante eres tú.

Después de realizar esta técnica, lo ideal es darnos un baño y terminar la rutina con 3 minutos de agua fría; mientras más fría el agua, mucho mejor, ahora que si logramos perfeccionar esta técnica y bañarnos prácticamente con agua fría durante todo el tiempo, no solo nuestra piel nos lo agradecerá, sino que es uno de los mejores hábitos que podemos incorporar a nuestra rutina de belleza y es de lo mejor que le podemos hacer a nuestro organismo, ya que esto ayuda a mejorar la circulación y a empezar el día con mucha energía y listas para todas las tareas que habrá que desempeñar como mamás.

¡Disfruta este momento contigo misma, cepilla tu cuerpo en seco y verás que al poco tiempo de hacerlo diariamente, comenzarás a sentir la diferencia. Empieza tu día con el pie derecho y con mucha energía!

Categorias: ¡Cuídate!,TÚ CUANDO YA NACIÓ

Etiquetas: ,,

Deja una respuesta

Your email address will not be published.