Balance de nutrientes (y emociones) en el embarazo

Balance de nutrientes (y emociones) en el embarazo

No es necesario que comas por dos, pero sí que te relajes porque el estrés emocional produce cambios metabólicos que influyen en el sobrepeso y la salud perinatal.

Además de la avalancha de hormonas que ocurre en el embarazo y que causa efectos colaterales como náuseas y vómitos (en el 70% de las mujeres), el cuerpo atraviesa otros cambios que aseguran las reservas de calorías, grasa y nutrientes que la mamá y el bebé necesitan durante nueve meses.

En el primer trimestre, por ejemplo, cuando aún no se nota el embarazo y tu bebé está muy pequeño, el organismo almacena tempranamente grasa y nutrimentos para sustentar el rápido desarrollo de tu hijo y el aumento de peso que llegará más adelante en ti. Por eso, no es necesario que comas por dos, sino que consumas alimentos ricos en calorías y nutrimentos esenciales.

Trata de no hacer comidas muy grandes o pesadas para no sentirte indigesta ni subir de peso más de lo debido. Opta por comidas ligeras cinco veces al día y toma líquidos (sin azúcar) entre las comidas y no en ellas.

Aquí te recomendamos un aproximado de consumo de nutrientes para una buena salud y nutrición perinatal. En cada comida, trata de lograr este balance:

Porcentaje por comida Nutriente Fuentes
50 a 60% Carbohidratos simples (más fáciles de digerir) Frutas y cereales integrales de granos enteros
20 a 30% Proteínas Carnes magras (sin grasa como pollo, pavo y pescado), huevo, almendras, semillas de cáñamo y de calabaza, y vegetales ricos en proteínas como brócoli, alga espirulina y espinaca
15 a 20%

 

Lípidos o grasas “buenas” Salmón, atún y pescado que tienen omegas. Grasas no transgénicas (artificiales) en los aceites naturales como el de coco, aguacate, oliva, linaza, pepita de uva y cártamo

 

¿Sabías que?

La grasa tiene 9 calorías por gramo, más de dos veces el número de calorías tanto en carbohidratos como en proteínas (que tienen 4 calorías por gramo). Por eso los alimentos ricos en grasa hacen que subamos tan rápido de peso.

El lado emocional de la nutrición

¿Te has dado cuenta de que, cuando estamos estás estresada subes de peso y cuando estás feliz o enamorada adelgazas con facilidad? Los estudios científicos han demostrado que el estrés emocional no expresado ni resuelto produce cambios metabólicos que inhiben la descompresión de las grasas.

Este tema resulta complicado, pero influye de manera determinante en la forma de comer y en cómo las familias relacionan la felicidad o la desgracia con la comida. Lo llevamos entonces impreso en nuestro cerebro y, cuando llegamos a la edad adulta, nos resulta muy difícil dar un orden específico a nuestra alimentación para hacerla saludable. Ante todo esto, la clave de la salud está en saber comer en los momentos correctos el tipo correcto de proteínas, grasas y carbohidratos en las cantidades correctas.

¿La recomendación? Relájate y trata de mantenerte tranquila y entusiasta, no sólo para disfrutar estos nueve meses de espera que serán inolvidables, sino por el bien de tu propio metabolismo y la adecuada asimilación de nutrientes y grasas.

Los estudios científicos han demostrado que el estrés emocional no expresado ni resuelto produce cambios metabólicos que inhiben la descompresión de las grasas.

Categorias: TU EMBARAZO

Etiquetas: ,,,

Deja una respuesta

Your email address will not be published.