Test: ¿Eres auténtica? Cómo anda tu identidad

Test: ¿Eres auténtica? Cómo anda tu identidad

Por José Luis Quintero

La identidad es la virtud que nos permite hablar y actuar como pensamos, sin buscar gustarle a los demás.

Al trabajar tu identidad a nivel de excelencia, podrás transmitirle a tu hijo lo mucho que vale y todo lo que puede hacer para convertirse en la mejor versión de sí mismo. ¿Qué tal está tu identidad? Responde el test y descúbrelo.

Valor de las respuestas:
A = 2 puntos
B = 1 punto
C = 0 puntos

1.- Dejo de hablar con gente nueva porque me da vergüenza:

  1. Nunca
  2. A veces
  3. Con frecuencia

2.- Cuando llego a un lugar con mucha gente, me arreglo el cabello o me da comezón:

  1. Nunca
  2. A veces
  3. Con frecuencia

3.- Me gusta tener la oportunidad de hablar en público:

  1. Con frecuencia
  2. A veces
  3. Nunca

4.- Me molesta sentir que no pertenezco al grupo de gente con el que estoy:

  1. Nunca
  2. A veces
  3. Con frecuencia

5.- Me visto o me arreglo para gustarle a los demás:

  1. Nunca
  2. A veces
  3. Con frecuencia

6.- Cuando estoy en una junta de trabajo, hablo o levanto la mano tan pronto me surge una pregunta:

  1. Con frecuencia
  2. A veces
  3. Nunca

7.- Me molesta que las personas que ya me conocen no me reconozcan:

  1. No
  2. Un poco
  3. Mucho


De 10 a 14 puntos: Tienes la virtud de la identidad a nivel excelencia

Pocas veces o nunca sientes vergüenza o te sientes fuera de lugar. Consideras que los demás pueden tener su propia opinión sobre ti, pero eso no te agobia ni gobierna tu pensamiento. Frecuentemente encuentras oportunidades de expresar tu opinión y de actuar según tu propia opinión. Las personas con esta virtud muy desarrollada deben ejercer también mucha prudencia en su conducta y sus expresiones ante otras personas.

De 5 a 9 puntos: Tienes la virtud de la identidad a nivel suficiencia

La vergüenza no es una emoción frecuente en ti, pero situaciones muy demandantes podrían hacerte sentir fuera de lugar o apenada. Mientras que la virtud de la identidad no te distingue especialmente, tampoco te falta. Se te hace natural expresar tu opinión y actuar con autenticidad. Es posible que puedas hablar en público de manera natural, aunque no es algo que busques deliberadamente. Esta virtud te sirve cuando la requieres.

De 0 a 4 puntos: Tienes la virtud de la identidad a nivel carencia

Es común que evites hablar en público, conocer gente nueva o expresar tu opinión con naturalidad. La opinión de los demás puede que te pese demasiado y que influya mucho en tu conducta. Es conveniente poner en marcha ejercicios proactivos de desarrollo de identidad. Realizar actividades de gusto personal a solas, mientras otras personas te observan, puede servir para trabajar esta virtud. Cada vez que practiques estos ejercicios, te será más fácil evitar sentirte observada o avergonzada. ¡Inténtalo cuantas veces puedas!

No te pierdas el artículo Mamá con identidad: la virtud de ser auténtica en la revista Mamá por primera vez número 7.

De venta en Sanborn´s, Sanborn´s Café, Liverpool, Walmart, HEB, Comercial Mexicana y Fresko

Categorias: TU ESENCIA

Etiquetas: ,,,

Deja una respuesta

Your email address will not be published.