Bullying escolar: ¿Y si mi hijo fuera el bully? – Mamá por primera vez

Bullying escolar: ¿Y si mi hijo fuera el bully?

Existen tres tipos de situaciones en el bullying (maltrato o acoso) que generalmente se da en la escuela: el bulleado, el bulleador y el espectador que no hace nada.

Cuando escuchamos bullying escolar la mayoría de los papás nos afligimos y empezamos a indagar si son nuestros hijos quienes sufren de éste. Sería muy triste enterarnos de que nuestro pequeño sufre cada día que va a la escuela. Pero nunca nos ponemos a pensar que la situación pueda ser al revés, que nuestro hijo esté siendo parte del problema, que sea quien ejerce el bullying a otros, o bien, que se dé cuenta que alguien está siendo objeto de bullying y no haga nada para ayudarle.

Normalmente quien lleva acabo ese tipo de acciones (el bulleador) tiene un corazón que necesita ser consolado, amado y resarcido. Muchas veces los problemas de la vida, el matrimonio, el estrés del trabajo y otros más nos impiden como papás estar al pendiente de cómo se encuentran emocionalmente nuestros hijos, alejándolos de nuestro corazón y creando en ellos ciertas cortezas emocionales.

En algunas ocasiones, el bullying comienza desde una edad temprana, especialmente en la etapa preescolar cuando nuestros hijos muerden, molestan y lastiman a otros niños, o no quieren jugar con ellos. Esta situación puede ir creciendo cuando pasen a primaria, en donde los amigos son lo más importante. Lo grave es que podemos formar parte del problema aún sin desearlo, aún sin saberlo.

Es importante que, como papás, tomemos responsabilidad de este tipo de situaciones porque, en alguna parte del colegio, un niño puede estar pasando un mal rato… y tal vez es tu hijo, o peor aún, tu “dulce princesa” o tu niño “bien portado” puede representar para otro una verdadera calamidad.

  • Platica con tus hijos: acércate a ellos, demuéstrales confianza para te platiquen sus cosas, por pequeñas que sean, y de vez en cuando visita su colegio para platicar con las maestras.
  • Hagamos conciencia de nuestra responsabilidad como padres, que es formar a nuestros hijos como personas que puedan hacer frente y apoyar a alguien que está siendo maltratado, que no está siendo incluido o que es objeto de burla.
  • Preparemos a nuestros hijos con amor y comunicación para una niñez sana y sin violencia. Los bullies siempre van a existir, pero está en el resto de las personas mantenerlos en su lugar.

 

Categorias: De 3 a 5 años,TU NUEVA VIDA

Etiquetas:

Deja una respuesta

Your email address will not be published.