¿Estás empezando a buscar escuela para tu hijo?

¿Estás empezando a buscar escuela para tu hijo o lo quieres cambiar?

Se acerca el mes de febrero, mes de inscripciones escolares. Antes de tomar una decisión, es importante que te tomes un tiempo para pensar detenidamente qué es lo que estás buscando, ya que si bien no es una decisión definitiva, sí es una decisión muy importante en la etapa formativa de tu hijo.

La información que hoy en día reciben nuestros hijos de su entorno es mucho mayor a la que estuviste expuesto como niño años atrás y para complicarla un poco más, la oferta de escuelas es mucho más amplia. Es por ello que existen algunos puntos claves que debes de tomar en cuenta antes de seleccionar un determinado plantel para la educación de tu hijo.

Analiza cuidadosamente qué ofrece cada sistema educativo, su estructura y cuál se adapta más a ti y a tu familia: religioso, laico, mixto, constructivista, tradicional, etc.

Antes se decía o se creía que lo más importante era que la escuela estuviera cerca de tu casa o trabajo, pero aunque la distancia si es un factor a valorar, debes tomar en cuenta muchos más puntos al momento de tomar una decisión.

Las costumbres y creencias de la escuela deben ser compartidas con las de la familia, al igual que los valores que se pretenden inculcar desde la infancia. Es fundamental que exista cierto equilibro en los mensajes que reciben los niños tanto en casa como en la escuela ya que de lo contrario se genera confusión a una edad donde todavía no se tiene la madurez para discernir las diferencias.

La personalidad de tu hijo es otro factor determinante para escoger escuela. Por ejemplo, si notas que él tiene problemas para adaptarse en lugares con mucha gente, lo mejor es optar por escuelas con grupos pequeños donde pueda desarrollar las habilidades de socialización empezando poco a poco. Si por ejemplo, le encantan los deportes, a lo mejor debes buscar una escuela que cuente con instalaciones deportivas que le permitan a tu hijo desarrollarse en este ámbito. Quizá busques una escuela en la que los padres puedan involucrarse en el aprendizaje de sus hijos, es decir, en la que incluyan a los padres en actividades escolares o bien, quizá prefieres dejárselo todo a la escuela.

La variedad de escuelas en México es muy grande, existen las tradicionales, las constructivistas, las montessori, las que aplican más de un sistema de aprendizaje, las laicas, o en las que se imparte alguna religión, las mixtas o específicas en género.

Es importante que prestes atención y profundizar en cada uno de los sistemas de enseñanza ya que te puede gustar como maneja la conducta alguno de ellos, pero no su sistema de enseñanza y por ello prefieres uno más tradicional.

Haz un comparativo económico ANUAL de cada escuela de tu interés, esto te ayudará a planificar tu presupuesto.

Es importante que observes a tu hijo(a) en el futuro. ¿Qué deseas para él?, ¿qué hable uno, dos o más idiomas?, ¿que tenga muchos amigos?, o ¿que prefiera estar sólo leyendo un libro? También debes tomar en cuenta cuáles son tus expectativas académicas. Por ejemplo, que aprenda muy bien matemáticas y/o que aprenda a leer perfectamente y rápido. A lo mejor, el nivel académico no es tan importante para ti y prefieres que tenga muchos amigos.

Otro factor importante que debes considerar son las colegiaturas. Cuando estés analizando una opción debes hacer una valoración completa de todos los gastos para un ciclo escolar, ya que por lo general las escuelas piden inscripción, materiales, aportación inicial y la colegiatura por doce meses. Hay escuelas en las que además debes pagar el transporte, uniformes, las clases por las tardes, anuarios, fotos de salón y otras cuotas que no te las incluyen en la colegiatura, por ello debes hacer un balance anual para que tengas un presupuesto más preciso.

 

Independientemente de tus preferencias, lo más seguro es que ninguna escuela reúna todos los requisitos que tu hijo y tú necesitan. Por ello es importante considerar que algunas de esas necesidades que la escuela no cubra, las deberás incluir por fuera, ya sea en casa o en actividades por la tarde las cuales pueden significar un costo adicional y que también deberás tomar en cuenta al hacer tu presupuesto.

También es cierto que cada vez se vuelve más complicado aplicar para cierto tipo de escuelas, la demanda es mayor y a pesar de que en febrero son las inscripciones muchas escuelas empiezan a hacer sus registros con un año de anticipación. Por ello es importante planees con tiempo y te tomes varios días para visitar escuelas, preguntar a amigos y sí no estás del todo seguro, consultar con un asesor de escuelas que te ayude para tomar una decisión más pensada.

Si te pones a buscar dentro de los primeros años de vida de tu hijo la mejor escuela para ti y tu familia, las probabilidades de que encuentres la mejor opción para que tu hijo sobresalga y sea feliz son mayores. No dejes pasar el tiempo y ponte a buscar la mejor opción para tu hijo que a la larga te lo agradecerá.

Estás a tiempo de visitar escuelas y aplicar en FEBRERO próximo para inscripción y/o pre-inscripción, en ocasiones algunas escuelas tienen una larga lista de espera, y hay que esperar un par de años. ¡Anticípate!

Categorias: De 3 a 5 años,TU NUEVA VIDA

Etiquetas:

Deja una respuesta

Your email address will not be published.