¿Tu bebé habla y escucha bien? – Mamá por primera vez

¿Tu bebé habla y escucha bien?

Si dudas que esté logrando un desarrollo sano, aquí conocerás los problemas más comunes de lenguaje, audición y aprendizaje para detectarlos a tiempo.

¿Dice “calo” en lugar de carro, “asma” en lugar de cama, “tete” en lugar de leche o simplemente omite letras? Esto es normal, tierno y gracioso hasta ciertas edades. ¿Cuándo ya no es normal? Para que tengas una idea más amplia y una guía rápida, en esta tabla te mostramos las edades en que tu pequeño logrará la adquisición de los fonemas:

Edad

Fonemas que
ya puede pronunciar

2 años a 3 años 11 meses

/p/, /m/, /t/, /n/,/b/, /g/, /f/, /l/, /ch/, /ñ/, /k/

4 años a 4 años 11 meses /d/, /y/, /r/
5 años a 5 años 11 meses /s/, /au/, /ei/,/pl/, /fl/,/kl/
6 a 7 años /rr/, /pr/, /fr/, /pr/, /tr/, /dr/


Algo le impide hablar

“Mi hijo tiene 3 años y hace el intento de expresarse bien, me imita, pero no lo logra”. “Trato de que mi hijo de 2 años 4 meses haga ejercicios con la lengua y los labios para imitar sonidos, pero no puede”. Estos son clásicos testimonios de mamás que hacen todo lo posible por ayudar a sus pequeños, sin saber que puede existir algo en su boca que les impide pronunciar de forma correcta, por ejemplo, problemas en alguno de sus órganos fonatorios (lengua, paladar, mejillas, labios y dientes).

Los casos de habla con algún problema en alguno de estos órganos son frenillo lingual corto (cuando la banda de tejido que está debajo de la lengua es más pequeña o está pegada al piso de la boca), forma de paladar ojival (estrecho) y mala oclusión dental (no se cierran o juntan correctamente), entre otros; son poco visibles y, por eso, poco tomados en cuenta.

Al detectar que existe un problema en la cavidad oral de tu hijo, pueden llegar juntos a grandes logros. ¿Te identificas con los testimonios o sospechas que tu hijo tiene alguna complicación en su boca? Es momento de entrar en acción.

A veces no termina una palabra o tarda mucho

Si notas que tu hijo tartamudea, tarda en decir una frase y sólo en ocasiones especificas sucede esto, podemos hablar de disfemia, mejor conocida como tartamudez, que es una dificultad que afecta la pronunciación y el ritmo del habla.

Ocurre en situaciones en las que tu hijo se está sintiendo inseguro, temeroso o con ansiedad, y su forma de expresarlo es con el habla entrecortada. Lo importante es que existe una solución y es más sencilla de lo que crees. El primer paso es identificarlo.

¿Qué dijo? ¡Habla muy rápido!

Cuando los niños empiezan a adquirir más vocabulario, es muy común que platiquen con demasiada rapidez y no se comprenda lo que quieren decir, ya que no pueden articular correctamente las palabras y su respiración tampoco es la adecuada.

En este problema del habla se encuentran afectados los rasgos suprasegmentales del

habla, o sea, el ritmo, la intensidad y el tono, los cuales hay que aprender a utilizar con apoyo de ejercicios de atención, respiración, vocabularios y también orofaciales (con los músculos y huesos de la cara).

¡No te preocupes! Tu hijo lo aprenderá; no esperes y llévalo a un terapeuta de lenguaje.

Platica muchísimo, pero ¿en qué idioma?

Existen distorsiones en el lenguaje expresivo de los niños, tanto que pareciera que hablan en otro idioma, lo que suele ocurrir entre los 2 y 3 años de edad. Sin embargo, no es tan normal como se piensa.

Si notas que tu hijo altera o distorsiona toda una frase y con un ritmo diferente al imitar sonidos, es importante que lo revise un especialista porque podría tratarse de un trastorno del habla.

Parece que no escucha la licuadora, el timbre o sonidos fuertes

“Mi hija balbuceó a los 7 meses y dijo su primera palabra a los 11. Después dejó de emitir sonidos y palabras, como si hubiera pasado algo. No tenía reacción a los sonidos de los juguetes o a la televisión con volumen alto; sólo observaba todo a su alrededor con mucha atención. Cuando tenía 1 año 3 meses, nos dijeron que era sorda de su oído izquierdo y en el oído derecho únicamente escuchaba el 10%”. La niña de la mamá de este testimonio actualmente tiene 4 años.

¿Tu hijo no reacciona a los sonidos fuertes y cercanos? ¿Después del año de edad no voltea si le dicen su nombre? ¿Dejó de balbucear o hablar de forma repentina? ¿Constantemente se comunica con señas y no articula palabra?

Dejar de hablar o retroceder en el habla es un punto importante en el desarrollo de un niño y hay que atenderlo de inmediato. En la actualidad puede hacerse el tamiz auditivo en las primeras horas de vida del bebé, a fin de saber si escucha o no.

Me dijeron que tardaría en hablar y aprender

Llegó el nacimiento de tu bebé y los especialistas te comentaron que tu pequeño tiene algún problema físico o neurológico que retrasa el habla o el aprendizaje. Es importante saber que existen muchas soluciones y que no estás sola.

Con una valoración minuciosa a tu bebé y un diagnóstico certero, lograrán juntos grandes resultados. El habla, el lenguaje y el aprendizaje son habilidades que suelen estar afectadas por diferentes problemas de desarrollo infantil, por lo que es muy recomendable atenderlas en edades tempranas.

No quiere obedecer

¿Piensas que tu hijo es rebelde porque no te hace caso a lo que pides o que de plano es muy flojo? En ocasiones sí puede tratarse de falta de límites y etapas conductuales que todo niño cruza en la búsqueda de su autonomía, pero ¿cómo saber si se trata de un problema de comprensión de instrucciones?

Cuando sucede en todas las esferas de su vida (escuela, familia, amigos, actividades cotidianas), podemos dudar si es un problema de conducta o es que no comprende instrucciones sencillas. Apóyate con un especialista en aprendizaje.

Recuerda que tu instinto de mamá no falla; es tan amoroso y perfecto al mismo tiempo que, por eso mismo, ya leíste este artículo y te has informado más sobre los problemas comunes que tu pequeño podría presentar en el habla, la audición y el aprendizaje.

¡No te quedes con ninguna duda! Consulta a un especialista en el área para que te oriente. Entre más pronto, mucho mejores resultados.

Categorias: TU NUEVA VIDA

Etiquetas: ,,,,

Deja una respuesta

Your email address will not be published.